Crítica de Safety Not Guaranteed

Aubrey Plaza en Safety Not Guaranteed (2012)
Aubrey Plaza en Safety Not Guaranteed (2012)

El debut de Aubrey Plaza en un papel protagonista en una película es algo decepcionante. Parece que quería jugar al cómico que hace una película manteniendo su personalidad, pero está muy lejos de llegar a semejante nivel.

2013 Dirección: Colin Treverrow Intérpretes: Aubrey Plaza, Jake Johnson, Mark Duplass

Argumento

A Darius le ha ido bien en los estudios, aunque no en el amor. Ahora, no consigue un trabajo de camarera por estar sobrecualificada. Consigue un trabajo temporal de becaria en una revista, donde es mandada por casualidad, junto al redactor Jeff y a otro becario, Arnau, a cubrir el reportaje de un anuncio en un periódico que busca a una persona para viajar en el tiempo con él.

El nihilismo

La historia empieza bien, pero a mitad de película parece no avanzar hacia ninguna parte. Como la historia principal entre Darius (Aubrey Plaza) y el misterioso viajero en el tiempo, Kenneth (Mark Duplass) no parece dar para mucho, se van introduciendo más elementos, como el acechante coche negro o cómo el redactor y el otro becario encontrarán, cada uno por su lado, el amor o la simple aventura que se les ofrece en este viaje de la ciudad al campo. Estas historias paralelas a la historia principal tienen una conexión global en cuanto a la idea de la nostalgia, la huida del ajetreo de la ciudad y vivir experiencias sentimentales difíciles de conseguir en la rutina del trabajo. El problema es que la historia de amor principal se queda escasa, no pasan muchas cosas, y la empatía por los protagonistas y su historia mutua es mínima.

La comedia

Si hay algo que puede salvar una mediocre historia, es la comedia. Aubrey Plaza aporta su típica actitud de pasar de todo y sus cometarios cínicos, directos, aparentemente vulgares, pero geniales. También destaca el redactor, Jeff (Jake Johnson, ‘New Girl’), quien por momentos llega a eclipsar al personaje de Aubrey en cuanto a sentido del humor y carisma. Aun así, hay escasez de chistes cuando algunos no son casi ridículos de lo malos que son.

Conclusión

Cuando terminas der verla, te sientes algo decepcionado y con la sensación de que se podía haber hecho mejor, podían haberle dado más profundidad a los protagonistas y sus historias. Lo peor de todo es la apatía con que se cuenta esta historia, como si la actitud nihilista y alienada del personaje de Aubrey Plaza fuera un reflejo del ambiente general que había en el momento de hacer la película. Pero, igual que los personajes encuentran la recompensa de acercarse a lo desconocido, el que la vea encontrará momentos y escenas que hagan que verla valga la pena, aunque no son muchos, y en conjunto sigue siendo mediocre y olvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.