En ‘El Submarino’ no caben las ideologías

Cartel de la película 'El Submarino' (Das Boot).
Cartel de la película ‘El Submarino’ (Das Boot).
Título original: Das Boot
Año: 1981
Duración: 149 min
País: Alemania
Director: Wolfgang Petersen
Reparto: Jürgen Prochnow, Herbert Grönemeyer, Klaus Wennemann

‘El Submarino’ (Das Boot) es una película bélica que cuenta la historia de un submarino alemán en una misión durante la Segunda Guerra Mundial. Dirigida por Wolfgang Petersen, quien consiguió llegar a Hollywood gracias al éxito de esta película. Allí haría otras grandes producciones como ‘La tormenta perfecta’ (2000), ‘Troya’ (2004) o ‘Poseidón’ (2006).

Se dice que podría ser la película más cara de Alemania, con alrededor de 15 millones de dólares, si no la segunda, después de ‘Metrópolis’ (1927). La mayor parte del presupuesto se usó en los decorados, que recreaban el interior del submarino con mucho realismo, así como en maquetas de submarinos de diferentes tamaños que se usaron para las escenas exteriores.

Está basada en una novela alemana de mismo nombre, escrita en 1973 por Lothar-Günther Buchheim, quien fue corresponsal de guerra para la oficina de propaganda de la Marina alemana durante la 2ª Guerra Mundial. En 1941, se unió a la tripulación de un U-96 en una misión en la Batalla del Atlántico.

En la película, la historia comienza en La Rochelle, un puerto en la costa atlántica de Francia. Un corresponsal de guerra acompaña a la tripulación de un submarino en su misión para luchar contra los barcos ingleses en el océano Atlántico. Una vez dentro del buque, iremos descubriendo, a la vez que el periodista, el miedo, la claustrofobia, el miedo a morir en cualquier momento por los ataques enemigos. Una historia en la seremos testigos del funcionamiento de un submarino en plena guerra con realismo poco habitual en las películas bélicas más actuales, aunque a veces el sentido del espectáculo y el ritmo puedan verse resentidos.

El sonido juego un papel importante en esta película: el suspense del sonar de un barco enemigo acercándose; el miedo y la impotencia cuando son atacados por cargas explosivas, con las consecuentes sacudidas y estruendos que hacen pensar que cada explosión será la última que el buque soportará.

Dado el año y el lugar en que fue rodada esta película, 1981 en la Alemania Occidental, cuando aún faltaban ocho años para que cayera el Muro de Berlín, el tema del nazismo era un tema tabú para ser retratado. En esta película, el tema es tratado en un par de ocasiones, cuando a veteranos altos cargos de la Marina alemana cuestionando el entusiasmo que Hitler ha transmitido a su joven tripulación. El capitán del submarino se muestra escéptico hacia el entusiasmo que se ha inculcado a su joven tripulación, y se pregunta si tanto patriotismo y ansia de poder servirán de algo cuando se encuentren encerrados en este hermético submarino, sin más ayuda que ellos mismos, a 260 metros de profundidad bajo el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.